RECOMENDACIÓN DE LIBROS SOBRE NUTRICIÓN VEGETAL

SOS Hay un erizo en mi cocina

JETSA Y LA COCINA

Precio: 7,90 €

Cocina Vegana Gourmet

Danza de Fogones

Precio: 18,95 €

Vegetarianos con Ciencia

Lucía Martinez

Precio: 17,05 €

Ama, come, vive, brilla.

Elka Mocker

Precio: 23,75 €

Arroz Caldoso con Lechuga

By 10:32 , , , , , ,



Seguramente penséis que me he equivocado al poner el título de la receta, creeréis que me refiero al típico plato de 'Arroz con acelgas', bueno en parte sí. Este plato es bastante similar.
Hace tiempo que creía que la lechuga era un verdura que se comía cruda, nunca imaginé que se podía comer hervida. Hasta que un día me dijeron que en el típico plato Bullit (hervido en valenciano) algunas personas le añadían lechuga y la cocinaban a fuego muy lento.
Bien, ayer, a pesar de estar en pleno invierno, me apetecía un plato de cuchara (tranquilos no me lo comí hirviendo, caliente sí, pero no hirviendo que sino necesitaba 4 duchas lo menos para quitarme el calor) abrí la nevera y vi la lechuga, no tenía patata, ni judías verdes. Pero siempre se puede hacer un plato 'con lo que haya en la nevera'




Ingredientes para 2 personas:

  • 1 cebolla tierna pequeña
  • 1 zanahoria
  • 6 hojas verdes de lechuga romana (las más externas)
  • 1 diente de ajo (opcional, yo no le puse)
  • 1 Cucharada de tomate natural triturado
  • 1 Cucharada de aceite
  • Unos 60gr de arroz.
  • Sal
  • Unas gotas de zumo de limón

Preparación del plato:

  1. Lavar las hojas de la lechuga y cortarlas en trozos pequeños.
  2. Pelar, lavar y picar la zanahoria, la cebolla y el ajo.
  3. Introducir la cebolla y la lechuga en una olla, agregar la cucharada de aceite y un pizco de sal.
  4. Tapar y dejar pochar a fuego muy lento al menos 10 minutos, removiendo de ved en cuando para que no se nos pegue.
  5. Una vez la cebolla se haya pochado, introduciremos la zanahoria y  medio litro de agua.
  6. Dejar tapado a fuego medio hasta que empiece a hervir, momento en el que pondremos el arroz.
  7. Según indicaciones del fabricante el arroz necesita unos 20 minutos de cocción, yo suelo dejarlo más, pues en los caldos me gusta que el arroz se deshaga en la boca, al menos le añado 10 minutos más de lo indica el fabricante, así que dejar a fuego bajo unos 30 minutos y servir.


Propiedades del plato:

Zanahoria: Debido a las sustancias aromáticas que posee la zanahoria, es muy buena para estimular el apetito y muy usada para la gente que padece anemia o depresión.

Es muy útil para eliminar los cólicos y disipa los gases que emite el organismo, debido a ello es recomendable ingerirla después de las comidas. Ayuda a quienes padecen de estreñimiento y tienen dolor de estómago a causa de una intoxicación, por lo que en este caso es recomendable comer seis zanahorias crudas ralladas, racionándolas durante todo el día.
Este magnifico vegetal es diuretico, es decir que agiliza el proceso de orinar, es emenagoga ( agiliza la menstruación en las mujeres) y ayuda a la desintegración de los cálculos renales. Es rica es fósforo, por lo que es un excelente vigorizante, útil para las mentes cansadas y como restauradora de los nervios.
Tiene además propiedades naturaleas para mejorar la vista, es antioxidante y un eficaz protector de la piel, ayuda a la secreción de leche materna.

Cebolla: Estimula numerosas funciones orgánicas, pues es diurética, cardiotónica e hipoglucemiante. Tiene asimismo propiedades antisépticas y emenagogas (regulación del ciclo menstrual). Reduce, al igual que el ajo, la agregación plaquetaria (peligro de trombosis), así como los niveles de colesterol, triglicéridos y ácido úrico en la sangre. De manera general, favorece el crecimiento, retrasa la vejez y refuerza las defensas orgánicas, sobre todo frente a agentes infecciosos.

Lechuga:  La lechuga es un alimento que aporta muy pocas calorías por su alto contenido en agua, su escasa cantidad de hidratos de carbono y menor aún de proteínas y grasas.
En cuanto a su contenido en vitaminas, destaca la presencia de folatos, provitamina A o beta-caroteno, y vitaminas C y E. La lechuga romana cultivada al aire libre es la variedad más rica en vitaminas, mientras que la iceberg es la que menor cantidad de vitamina C presenta.
Los folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y la formación de anticuerpos del sistema inmunológico.
El beta-caroteno es un pigmento natural que confiere el color amarillo-anaranjado-rojizo a los vegetales y que el organismo transforma en vitamina A según sus necesidades. En el caso de la lechuga, el beta-caroteno está enmascarado por la clorofila, pigmento más abundante. La vitamina A vitamina es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico, además de tener propiedades antioxidantes.
La vitamina E interviene en la estabilidad de las células sanguíneas y en la fertilidad. Ejerce una acción antioxidante que también caracteriza a la vitamina C. Ésta participa en la formación de colágeno, huesos, dientes y glóbulos rojos.
Favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. En cuanto a los minerales, la lechuga destaca por la presencia de potasio y hierro. También contiene magnesio y calcio, aunque en menor proporción. El calcio presente en la lechuga no se asimila apenas si se compara con los lácteos u otros alimentos buena fuente de este mineral. Algo similar ocurre con el hierro, cuya absorción es mucho mayor cuando procede de alimentos de origen animal.
El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, además de colaborar en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.
El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.
Las hojas más externas de la lechuga concentran la mayor parte de vitaminas y minerales.

Fuente: Verduras Comsumer

 

También podría gustarte...

2 comentarios

  1. Eso es una buena cocinera, apañandote con lo que hay en la nevera y menudo plato te ha salido!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Clara, ya me has sacado los coloreeesss
    Una abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar